post

El cercano asteroide que vale más que toda la economía de la Tierra

Cerca de la Tierra, entre Marte y Júpiter hay un asteroide metálico llamado “16 Psyque” cuyo valor puede ser superior a toda la economía de nuestro planeta junta.

Solo su hierro podría valer una cantidad del orden de diez mil cuatrillones de dólares.

Cuando un planeta se forma permanece incandescente durante mucho tiempo. Por gravedad, los metales pesados se posicionan en el núcleo como ha ocurrido en la Tierra (la composición del núcleo de nuestro planeta es principalmente hierro, níquel, cobre y otros metales pesados como el oro. El asteroide 16 Psyque se cree que en su origen fue un planeta del tamaño de Marte. Debido a impactos durante la formación del Sistema Solar, este astro perdió su corteza y manto, quedando un núcleo metálico de aproximadamente 210 km de diámetro. La cantidad de metales casi puros que contiene, podrían cubrir las necesidades de la Tierra durante siglos.

La NASA ya prepara una expedición para investigar este astro. La sonda partirá de la Tierra en el año 2023 y alcanzará el meteorito en el 2030.

Hoy por hoy, tal vez no tengamos tecnología para explotar minas en el espacio, pero no tardaremos. La revolución de un evento de esta magnitud, transformaría totalmente la vida en la Tierra, no solamente la economía.

España cuando la colonización de América era una potencia mundial, pero, qué ocurrió con un evento de tales dimensiones:

Antes de la llegada de Colón a América, en España florecía un gran comercio. Nuestro país era rico y sus moradores vivían de forma acomodada como reflejan las crónicas de la época. Con el descubrimiento de América llegó la ruina de nuestro país, aunque algunos no lo vean. Basta ver nuevamente las crónicas de esa época del auge de la colonización. Recuerdo las historias que nos cuenta el Lazarillo de Tormes, donde refleja una sociedad en decadencia donde todo es escasez.

Los mejores se fueron a las colonias, con la consiguiente despoblación de regiones enteras como Castilla.

La inflación era brutal. Nuestra moneda era el oro y la llegada continua de barcos con tan preciado cargamento hacía que por mucho que trabajase un ganadero con sus ovejas su trabajo cada vez valía menos.

El coste de mantener unidas las colonias fue inasumible. Todo era poco, tanto humanamente como militarmente. Ingleses, franceses y otras nacionalidades estaban al acecho y a la mínima fisura o muestra de debilidad de nuestra corona tomaban posesión de cuantos territorios pudiesen.

Sirva como ejemplo Medina del campo, que antes de la colonización contaba con el mercado de lana más floreciente del mundo y poco a poco fue convirtiéndose en una simple villa.

El dinero que venía de las colonias, tampoco era exagerado. En contra de lo que muchos creen, las colonias como parte de la corona, tributaban a la misma un 10% de sus beneficios. Hoy, nuestro sistema fiscal, duplica, triplica o cuadruplica esta cantidad en función de nuestros ingresos como todos muy bien sabemos.

En cambio, a quien le fue muy bien: a las colonias, por mucho que hoy se quejen. Cuando España deja Colombia, en ese momento, Colombia era el país más rico del mundo.

Colonizaremos el espacio: es cuestión de tiempo (en el supuesto de que no esté ya colonizado).

Algunos pueden pensar que si entran muchos recursos en la Tierra, nadaremos en la abundancia. Yo creo que ni mucho menos. Recordemos nuevamente ese lazarillo y sus señores en la época en la cual entraban constantemente remesas de oro en España y ellos no conseguían ni alimentarse. Por muy grande que fuese el nuevo recurso, no tardaría en estar en manos de unos pocos y el resto a sufrir la crisis de un planeta en decadencia, donde habría fuertes migraciones, donde desaparecería no solo la minería, si no que habría un desplome de las materias primas en su conjunto y por ende, se desplomaría la economía de la Tierra y tal vez nunca volviese a ser tal y como hoy la conocemos.

Admito que hay recursos casi inagotables en el Universo, que estamos muy cerca de poder captarlos, pero lo que no está tan claro es si con ellos a nuestra disposición, tendríamos un mundo mejor.

Como siempre, no nos cuentan nada y lo poco que cuentan, nos lo cuentan mal. Hay verdadero interés en ese asteroide y sus preciados recursos por parte de las élites económicas, aunque oficialmente NASA en su comunicado afirma:

“El 16 Psyque contiene agua y por tanto podría servir como futura parada en posteriores viajes de cara a viajes espaciales tripulados”. Como si no supiésemos que lo que realmente importa es como traer esos metales preciosos y no tan preciosos a la Tierra

Germán Vega – enero 2017