post

Este monje, llamado Liuquan, de la Escuela de Meditación China y fallecido hace unos 1000 fue encontrado recientemente en el interior de una estatua. Sus órganos habían sido retirados en el proceso de momificación y sustituidos por papeles con escrituras chinas.

Una tomografía computarizada y una endoscopia realizadas por el Museo Drents (Holanda) mostraron el sorprendente hallazgo.

Germán Vega – 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *