post

Una ONG es algo muy serio, pero mira que hacen dudarlo…

No se puede generalizar, alguna hay que merece el más absoluto respeto, como CARITAS o HIJAS DE LA CARIDAD y seguro que alguna más.

Podemos empezar hasta por sus nombres: Cuesta tomarse en serio a una ONG que se llama “ADUANEROS SIN FRONTERAS” (y no es un chiste). Admito desconocer su labor, y presumo que puede ser encomiable. O “GINECÓLOGOS SIN FRONTERAS (no estarían bien dentro de MÉDICOS SIN FRONTERAS…), Otras, de entrada, me hacen pensar, como “ABOGADOS SIN FRONTERAS preguntándome que pueden hacer en Haití.

Después del Terremoto se llegaron a contabilizar en el pequeño país, casi 11.000 organizaciones.

Creo que llegué demasiado pronto a Haití y vi lo que no debería haber visto, algunas cosas las omitiré por ser tremendamente fuertes y no aportar nada a esta nota.

Desde España no hay vuelo directo a Haití, si a República Dominicana, donde se hace noche y al día siguiente se toma otro avión a su vecino país. Este fue también mi recorrido. Me encuentro a una importante organización humanitaria española hospedada en mi hotel, el Meliá de Santo Domingo. Este es un bonito hotel de 5 estrellas, muy bien situado y caro! preguntándome: como se puede tener tan poca sensibilidad, ir de humanitario, a ayudar a los más pobres de los pobres y hospedarte en el sitio más caro posible…yo si puedo hacerlo, soy independiente, me pago mi habitación, y voy a trabajar con claro ánimo de lucro, pero ellos, los humanitarios…con el dinero de los demás.

Un poco curado de espantos, llego a Puerto Príncipe y lo mismo, un bonito hotel que soportó intacto el terremoto esta lleno de “humanitarios”. El precio de la habitación era tan escandaloso, que prefiero omitirlo y si había otros sitios más modestos, además, que duerman en un campamento en tiendas de campaña, vienen a ayudar, no de vacaciones.

Su hospedaje podría ser secundario, démoslo por bueno, pero llegaban a eso de las 6 de la tarde al hotel impolutos! y ahora que me explique alguien como un bombero, en un sitio que había millones de toneladas de escombros y polvo, puede llegar al hotel después de su jornada sin una sola mancha en su uniforme azul marino. La situación era normal, no pasaba nada, lo visto durante el día era cotidiano, tal vez sea su fuerte preparación profesional para no inmutarse, simplemente, una vez que llegaban al hotel, se entretenían tomando cervezas y más de una.

Nuestros bomberos de Castilla y León partieron sin sus equipos, dónde va un bombero sin equipo?…que se quede en casa, su translado y estancia vale un dineral…eso si, sus perros se lo merecen, son capaces de localizar cuerpos enterrados con vida, no como los de otros, que los localizaban pero muertos.

Tropas especiales rumanas embarcaron a Taití en vez de Haití. Puedo entender el parecido de nombres, pero confundir la Polinesia con el Caribe… se disculparon, tendremos que entenderlos…son momentos de tanta confusión y entre Haití y Taití hay tan poca diferencia.

Una vez pasada esta primera fase de crisis, las ONG se asientan y empiezan a instalarse y vaya que se instalan, ¡menuda revolución inmobiliaria!, empiezan a alquilar mansiones y villas, y te comentan cosas como: menudo chollo, hemos encontrado una casa fabulosa y solo cuesta 4.000 $USA al mes, hemos pagado 6 meses por adelantado para que no nos la quiten y tres de fianza. Yo les digo: que bien, pero, ¿solo una? y te dicen, no, tenemos 4 casas alquiladas ya, y les respondo, ah, eso si, así ya vais bien, se trata de sentirse cómodos como en casa. (4 casas son las que tubo por ejemplo alquiladas nuestra CRUZ ROJA ESPAÑOLA y lo mismo todas las cruces rojas del mundo…cada país manda su propia Cruz Roja y menudo lio…es necesario un plano para localizarlas, crees que estas en Cruz Roja pero de España, de Francia, de Canadá, sin olvidar la Media Luna Roja.

Una vez solucionado el tema de la vivienda (que es lo primero, vivir como Dios manda), viene el transporte. ¡Coche para todos! y no uno cualquiera, un pedazo Toyota Prado o similar para cada uno y ¡nuevo!. Este es un punto conflictivo y discriminatorio, algunos, los menos, se quejaban y decían, “jooo”, yo no tengo coche, qué injusticia, por qué los demás si y yo no…claro que tenían su punto de razón, no hacían ni más ni menos que los demás, y yo, para que lo entendieran les decía: algo habrás hecho para que a ti no te den coche…No todas las ONG son iguales en medios, algunas no compraban sus vehículos, lo solucionaban pagando alquileres de 2000 $USA al mes, más chofer. Bueno, el coche nunca va solo, cada coche implica contratar a un chofer.

Pues bien, al fin instalados en un palacio, con coche, chofer, sueldo y lo que haga falta, ¡por Dios!, que no les falte de nada a nuestros humanitarios.

Otro tema que merece mención, es su discurso: ¿y tú que haces en Haití?. Te contestaban cosas como: vengo a encontrarme a mi mismo, lo necesitaba…y yo les respondía: no será mejor que en España tus posibilidades de encontrar trabajo eran prácticamente nulas con tú experiencia ¿por ejemplo? Siempre se están quejando por todo, pero cuando terminan su misión y han de marcharse, no quieren irse, vamos, que no se van ni echándoles agua hirviendo.

Sus propios gastos: Por escandaloso que parezca, la media entre casas, coches, sueldos, manutenciones y demás, rondaba el 40% de sus recursos. Esto era lo normal y cuando se sobrepasaba mucho, podían ser auditadas, algunas llegaban al 80% y no justificaban ni su presencia, ni su trabajo.

Recuerdo una (de la cual prefiero no decir su nombre) que se instalo en Miami (al fin y al cabo, no está tan lejos) y algo hicieron mal, ya que después de muchos meses, los pillaron y ni tan solo uno de ellos tenía en su pasaporte un sello de entrada en Haití…

Yo mismo presupuesté un lavadero y un comedor para una organización japonesa y me comentan: Hemos de esperar al mes siguiente para encargártelo, ya que nuestra remesa de dinero para este mes está agotada y hemos de tener los cien mil $USA del mes siguiente para hacer el trabajo. No me consta que tuviesen otro trabajo para el mes siguiente, y mi presupuesto eran exactamente veinte mil $USA.

¿Qué trabajo hacían en el país?: No se puede meter a todas en el mismo saco, pero un número importante de ellas, no justificaron ningún trabajo. Llego a ser tan escandaloso y descarado, que hasta el propio Gobierno Haitiano, decide echar a muchas.

Me viene a la cabeza otra, que al menos, eran simpáticos, salían de su casa por las mañanas (eran casi todos chicos muy jóvenes) e iban a las escuelas o campamentos y cantaban, si, se ponían a cantar…eso era lo que hacían. Los haitianos no entendían nada, y pensaban: bueno, después de cantar nos darán una camiseta o una gorra…pero terminaban de cantar y se iban…ya habían hecho su acción humanitaria del día.

Dije antes que era una ONG, inútil, pero simpática, y cada uno puede cantar donde le de la gana con el dinero que recaude para tal fin, pero las había peligrosas. Muchas pertenecían a organizaciones religiosas y venían a decirles a los haitianos que Dios estaba enfadado con ellos, por eso les había enviado el terremoto y lindezas similares. Si esto se lo dices a personas supersticiosas y sin ninguna formación, es serio.

Otras, claramente delinquían, sacaban de manera ilegal a niños del país, aprovechando la confusión para “darlos en adopción y que viviesen mejor” que aunque fuese cierto, con qué derecho violan las normas del país en cosas tan delicadas como adopciones?

Esto es un recorte de un periódico estadounidense, lo considero serio, ya que el que ha hecho estas afirmaciones sobre las tragedias de Haití, fue un aspirante a Presidente de los Estados Unidos:

     El ex candidato presidenciaento como este.l norteamericano, Pat Robertson, cree que el país esta maldito. Por lo que según él, es normal lo que ha pasado. Lo dijo ayer en su programa The 700 club de la CBN. La Casa Blanca ha dicho que esos comentarios “estúpidos” no tienen cabida en un momento como este.

     Como uno de los fundadores y presidentes de esta cadena evangelista, Robertson estaba obligado a dar una explicación a sus telespectadores desde el punto de vista de Dios. Según él, la explicación que le daría al desastre es que ellos se lo han buscado porque tienen un pacto con el diablo. “Le dijeron, te serviremos si nos libras de los franceses. Y así fue, el demonio les dijo, ok, trato hecho“.

     Pero este pacto diabólico no sólo ha sido la causa del terremoto, sino la de todos los desastres que han soportado los haitianos en los últimos años. “Desde entonces, han estado malditos en una cosa detrás de la otra”. Cuatro huracanes, una guerra y un terremoto después, la razón es Dios y el Diablo.

     La Casa Blanca calificó los comentarios de Robertson de “estúpidos”. Su portavoz, Robert Gibbs dijo ayer que “nunca deja de sorprender que en momentos de gran sufrimiento humano, siempre alguien dice algo tan estúpido”.

     La CBN reaccionó con un comunicado diciendo que lo que había dicho Robertson había sido malinterpretado. Pero Chris Rosland, el portavoz de CBN tampoco lo arregló.

Quizá sí lo empeoró: “La historia, combinada con la situación desastrosa del país, ha provocado que haya un número incontable de estudiantes y personajes religiosos que creen que el país está maldito”.

      Después de más de dos años de intensa actividad de Organizaciones, el resultado es que han gastado una fortuna en casas de alquiler, en vehículos, en restaurantes, en lujosos supermercados creados casi para ellos, en viajes y otras menudencias. No se ha visto casi nada en el país, eso si, en sus informes dicen cosas como: hemos hecho 250 viviendas y por Dios…si hubiesen hecho una sola; eran cuatro palos con cuatro tableros y unas chapas de tejado…muchas eran tan malas y cutres que ya no existen. Son pobres, pero no tontos, su chabola de siempre, es más confortable, ídem con los colegios, varios ya han necesitado una seria reparación porque se caían encima de los niños, esta vez sin necesitad de terremoto.

a3

                                                     Viviendas construidas en Haití por Cruz Roja Internacional  

Imagínense el estado de esas edificaciones un par de años después de su construcción, en un sitio donde llueve gran parte de los días y después sale el Sol. Durante el día la temperatura es muy elevada. Es un país donde son frecuentes los ciclones. Y nuevamente imagínense vivir en esa construcción en un lugar en el cual es normal que la temperatura se aproxime a los 40oC . Por cierto, sus moradores comentaban que cuando llovía, permanecer en el interior era como vivir dentro de un tambor.

Yo mismo he estado en ellas una mañana muy soleada y en cuya noche había llovido copiosamente. Reconozco que simplemente son inhabitables. Entre los mosquitos y el calor (casi 40oC) era técnicamente imposible permanecer en su interior

Le bidonville de Jalousie

a31

     Barrio popular haitiano en Port-au-Prince. Esto es un “bidonville” haitiano

      Si yo fuese haitiano, creo que también me marcharía de mi nueva vivienda, donada generosamente por una ONG a mi viejo barrio. A mi, también me gusta más su antigua casa. Créanselo, son barrios muy pobres, es obvia la hacinación, pero son sitios con mucha vida, donde sus habitantes, dentro de sus posibilidades, son felices.

Casi todas las ONG se han ido, Haití ya no es actualidad, siguen siendo tan pobres y necesitados como antes y apenas han dejado huella. Ahora toca concentrar sus esfuerzos en otros lugares donde harán exactamente lo mismo

© Germán Vega. Port-au-Prince. Haïti. 2.013

Latest posts by admin (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *