post

La ética – La leyenda del anillo de Giges

Platón, en “El diálogo de la República”, nos cuenta la leyenda del pastor Giges.

Éste, era un pastor al servicio del rey de Lidia. Un día, después de una tempestad y un terremoto, se agrieto la tierra, abriéndose un abismo en el lugar donde pastaba el rebaño de Giges. Asombrado, desciende en la grieta y entre otras maravillas encuentra un caballo de bronce hueco con pequeñas aberturas. En el interior del mismo, había un cadáver de un hombre de gran tamaño que no llevaba sobre sí más que un anillo de oro en un dedo. Giges, tomó el anillo y se fue.

Los pastores solían reunirse todos los meses para evaluar el estado de los rebaños e informar al rey. Giges tomó asiento entre los pastores y jugando con su anillo, se lo puso vuelto hacia la palma de la mano. En este instante, observo que los pastores hablaban como si él no estuviese presente. Lleno de asombro, volvió el anillo hacia arriba y de nuevo los pastores lo tenían en cuenta. Con gran curiosidad repitió varias veces el movimiento del anillo, observando su mágica propiedad, al invertirlo se convertía en invisible. Cuando se cercioró de la propiedad maravillosa del anillo, hizo que lo nombraran el pastor responsable de ir a rendir cuentas al rey. Después de mucho reflexionar, urdió un siniestro plan: ir al palacio, seducir a la reina, matar al rey y hacerse con el trono. Usando el privilegio de su anillo consigue materializar su plan, convirtiéndose en rey, pero no un rey cualquiera, uno tirano.

Platón pretende con esta leyenda hacernos reflexionar sobre si el hombre es justo por naturaleza o por necesidad impuesta. Giges, con su superioridad e impunidad sobre los otros hombres se aprovecha buscando su bien, no la justicia o el bien común. Podría haber utilizado el anillo para descubrir por ejemplo a los criminales, para hacer una sociedad más justa, pero decide que es más interesante medrar adquiriendo riqueza y poder.

La última reflexión de Platón es que habríamos hecho cada uno de nosotros si hubiésemos encontrado el mágico anillo, distinguiendo entre expresar una opinión si se nos pregunta y ser dueños realmente del poder del anillo.

Platón llega a la conclusión de que en posesión del anillo, pocas personas se comportarían de forma justa, ya que al poder obrar sin temor a ser descubiertos, sintiéndonos impunes, la mayoría obraría egoístamente en su propio beneficio.

Platón explica de esta manera la tiranía y corrupción de los dirigentes, al sentirse superiores, con poder e impunes

Si ya hace más de 2300 años, había exactamente los mismos problemas con los políticos que hoy, parece ser que la humanidad no ha evolucionado mucho desde entonces y presumo que nuevos dirigentes simplemente significa nuevos corruptos y nuevos tiranos. Tal vez la solución sea quitarles el mágico anillo de la invisibilidad para que no se sientan impunes. Creo que ya hemos tenido demasiados Giges. La historia de “El Señor de los Anillos” se reescribe una y otra vez.

 © Germán Vega – Valladolid – 2015

 

One thought on “La ética – La leyenda del anillo de Giges

  1. En colombia la mayoría de los dirigentes políticos son giges a su manera.Campea la deshonestidad,corrupcion desidia,pereza y ante todo la falta de ética.Como electores podemos tocar un poco a esa clase dirigente inútil y parasita. En las elecciones del 2018 votemos en blanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *