post


     Cristóbal Colón, en su primer viaje al Nuevo Mundo, llega a costas americanas. El 5 de diciembre de 1492 divisa tierra y arriba a una bonita isla, habitada por amigables indios Taínos, a la cual bautiza como La Española.

historiahaiti1

Nosotros lo llamamos “El descubrimiento de América” que ironía…nadie descubrió nada, ya existía una civilización hacía miles de años antes de la llegada de los colonizadores.

      Tras inspeccionar la isla, decide crear un asentamiento al norte de la misma, usando para ello restos de la carabela Santa María, destrozada al impactar contra un arrecife coralino y escoge un lugar, al cual llama La Navidad, por ser el 25 de diciembre (Hoy es la ciudad Haitiana llamada Cabo Haitiano).

 historiahaiti2

                                                                                 Indios tainos

      Colón no se centra en la fértil tierra y benévolo clima, su interés es el oro que ve en las joyas de los nativos y depósitos fluviales de este preciado mineral, inicia un comercio de trueque con los indios.

       Los Nativos llamaban a la isla Ayti, que significa tierra montañosa.

     Debido a los abusos de los españoles, surgen diferencias con los taínos, terminando estos destruyendo el asentamiento y eliminando a los primeros españoles que habían quedado en la plaza. Colón se encuentra en su segundo viaje arrasado el campamento y decide establecer un segundo asentamiento más al este, en la actual República Dominicana, al cual llama La Isabela.

      El Primer asentamiento estable es llamado Santo Domingo y este será el nombre que tomará toda la isla en ese momento.

    Rápidamente llegan a la isla colonos españoles, no para colonizar, su interés era un rápido enriquecimiento y regresar a España, aunque muchos terminan asentándose de forma permanente.

      Los malos tratos a los nativos fueron deplorables, son tratados como esclavos, se les quitan sus alimentos y bienes, se abusa de sus mujeres. Estos se rebelan en varias ocasiones, pero son definitivamente dominados en 1545.

Fray Nicolás de Ovando

     Cuando este religioso español llego a la Española, (Santo Domingo) en el año 1502, llevó a cabo una serie de campañas sangrientas en nombre de Cristo, de la Iglesia, y de España. La administración de este sádico religioso, fue de gran crueldad hacia los taínos. Ahorcaba de trece en trece a los ancestros porque si los ahorcaba de doce en doce, por los discípulos, creía que su Cristo se ofendía, por lo tanto, ahorcaba uno más como ofrenda.

     Hacían parrillas para asar a los caciques, los torturaban quemándoles el pelo, y apostaban entre ellos quien le cortaría la cabeza de un solo tajo a un indio, y sin contar que si las indias no bautizaban a los niños, los tomaban por las piernas y los cortaban por la mitad, echando su cuerpo a los perros para que se los comieran. A otros los tomaban por las piernitas y los estrellaban contra las rocas.

      Este fraile, explotó a los indios, usándolos para proporcionar alimentos y también para sacar oro de las minas.

      Murió este Religioso el 29 de mayo de 1518 en Madrid, España, y fue enterrado con todos los honores en la Iglesia de San Benito de Alcántara.

historiahaiti3 Grabado antiguo de Teodoro del Brey 1527 – 1598. En este grabado el representa las horcas altas que hacían los españoles según el cronista por orden de Fray Nicolás de Ovando. Ahorcaba 13 hombres con los pies ligeramente tocando el suelo para aumentar su angustia y debajo de ellos aplicaban fuego y los quemaban vivos. Horrible sacrilegio que le ofrecían a Dios en sacrificio y honor a Jesús y sus doce apóstoles (Bartolomé de las Casas, 822, tomo 1)

 historiahaiti4Grabado de Teodoro del Brey. Los tainos que no recogían suficiente oro para Cristóbal Colon, la iglesia y España sufrían la amputación de sus manos. Los cerros en el fondo esta cubierto de los cuerpos humanos una pequeña parte de los muchos que fueron asesinados en el nombre de Cristo. Estos grabados fueron elaborados por Teodoro del Brey usando la narración de los cronistas.

 Michel de Cúneo. Navegante italiano que viajaba con Colón en su segundo viaje y violador

      Existieron numerosos capítulos de violencia sexual contra mujeres indígenas. En este sentido Michel de Cúneo, uno de los hombres de Colón, cuenta cómo capturó a una mujer, cuya “propiedad” le fue confirmada por el Almirante, y con la que mantuvo relaciones sexuales forzadas.

     Mientras estaba en la barca, hice cautiva a una hermosísima mujer caribe, que el susodicho Almirante me regaló, y después que la hube llevado a mi camarote, y estando ella desnuda según es su costumbre, sentí deseos de holgar con ella. Quise cumplir mi deseo pero ella no lo consintió y me dio tal trato con sus uñas que hubiera preferido no haber empezado nunca. Pero al ver esto (y para contártelo todo hasta el final), tomé una cuerda y le di de azotes, después de los cuales echó grandes gritos, tales que no hubieras podido creer tus oídos. Finalmente llegamos a estar tan de acuerdo que puedo decirte que parecía haber sido criada en una escuela de rameras.

      Bajo nuestro sistema de encomienda, todas las tierras son consideradas de la corona, e increíblemente, los indios pasaron a considerarse inquilinos en tierras reales, las cuales pasaban a colonos españoles (encomenderos) previo pago de unos impuestos, obteniendo de esta manera la concesión formal de las mismas, eso si…los encomenderos asumían la responsabilidad o encomienda del bienestar de los indios y de instruirlos en el cristianismo, aplicando para ello simplemente el honor del colono.

      Es obvio que a los indios no les fue muy bien con este sistema de cuidado basado en el honor, de hecho, según el Padre Bartolomé de las Casas, se estima en 3 millones el número de indios al inicio de la colonización, (esta cantidad puede que sea exagerada), pero en 1548, la población taina se estima en solamente 500 personas y en 1550 quedan 150. Al exterminar a la mano de obra local es necesario importar en gran número esclavos para trabajar los campos de caña de azúcar, recurriendo a los esclavos africanos. La duración media de estos trabajando era sobre 5 años. Esta corta vida hace que sean necesarios miles de esclavos y constantemente.

 Otros habitantes de la Isla:

      Además de los taínos, la Isla se ve ocupada por colonos españoles y otros moradores no tan entrañables (si es que los españoles lo fueron), sobre todo la parte occidental de la isla, el Haití actual. Estos nuevos residentes son: piratas, corsarios, bucaneros y filibusteros. Estos 4 grupos son muy diferentes aunque hoy tendemos a meterlos en el mismo saco.

     Pirata es el que robaba por cuenta propia en el mar, o en la costa y no ostenta ningún pabellón nacional. Normalmente era un trabajo de marginados, no vocacional.

     El Corsario, era un marino particular contratado por un Estado en guerra para provocar perdidas en el comercio al enemigo y causar el mayor daño posible en sus posesiones. Acataba leyes de guerra y las del monarca que lo contrataba. Técnicamente cuando se declaraba la paz entre los países beligerantes, finalizaba el trabajo del corsario, aunque la experiencia demostraba que era habitual que estos continuasen por libre.

     El Bucanero aparece en la Isla desde el 1623 en zonas deshabitadas. Se dedicaba a la caza de ganado cimarrón, al cual asaban y ahumaban para vender. Esta carne ahumada se llamaba bucan, de donde viene su nombre. Cuando se va exterminando el ganado, muchos se dedican a la piratería, pero no todos. Ellos continúan autollamándose bucaneros. No eran ni de una nacionalidad ni religión concreta y vivían al margen de la civilización.

     El Filibustero era el bucanero que abrazaba abiertamente la piratería, propio del Caribe y su residencia solía pasar a ser la haitiana isla de la Tortuga. Habitualmente el filibustero era protegido, al igual que el corsario por un estado para hostigar a otro.

     La nacionalidad habitual de estos grupos era: inglesa, francesa, holandesa, sueca y danesa. Intentaban constantemente ocupar islas deshabitadas o expulsar de ella a los españoles. Robar lo que podían en mar o tierra y practicar el contrabando, ya que normalmente la colonia solo podía comerciar con su el país colonizador.

     Poco a poco la parte oeste de la isla fue abandonada y perdiendo el interés de los españoles. Entre las causas de esta perdida de interés están el haber zonas pantanosas donde proliferaban enfermedades, el exterminio de los nativos, las constantes incursiones de piratas que obligaban a los españoles a luchas continuas con estos, la falta de colonos que elegían el este de la isla por ser más seguro, pero la principal causa de abandono fue que los nuevos colonos preferían establecerse en las nuevas tierras de Méjico y Perú, donde abundaba el oro. Hago el inciso de lo malos mineros que fuimos los antiguos españoles colonizadores, ya que Haití y República Dominicana tienen una increíble reserva de oro que permanece sin explotar hasta el día de hoy. Una sola concesión en el noroeste haitiano esta estimada en 20.000 millones de $ la reserva de oro y en la vecina República Dominicana otro deposito, recientemente comenzada su explotación, valora la reserva en 40.000 millones de $, lo que la convierte en una de las bolsas más grandes del mundo, existiendo en ambos países otros más que interesantes yacimientos, no solo de oro, cobre, piedras preciosas y minerales que entiendo que en esa época no tendrían mucho interés, tales como aluminio y petróleo ( la bolsa virgen de petróleo de Haití según recientes sondeos, es más grande que la de Venezuela).

     Los piratas franceses, comenzaron a utilizar las costas de esta zona de la isla caribeña como refugio, fundando incluso un hospital en la actual capital, Puerto príncipe. España no logra desalojarlos, Francia ve su posible colonia en esos momentos y en 1697, por el Tratado de Ryswick, España cede el territorio a Francia, el cual le saca más partido que España, convirtiéndolo en una rica colonia que llego a producir entre otras cosas, tres cuartas partes del azúcar que se producía en el mundo, y este producto estaba en plena expansión, comenzando por ser bueno su sabor al mezclarlo con el popular café turco, era considerado un producto de lujo y como ha llegado a implantarse en nuestra dieta, no necesita comentarios.

     La antigua ciudad Hospital es rebautizada por Puerto Príncipe en honor a un barco naufragado en la zona llamado Príncipe.

      Francia reparte las tierras entre burgueses y crea prosperas plantaciones de azúcar, tabaco y cacao. Para trabajar las tierras, necesita gran cantidad de mano de obra, siendo esta en su totalidad esclavos africanos, llegando esto a ser el 80% de la población del país.

     El estallido de la Revolución Francesa en 1789 es entendido en Haití como el fin de la esclavitud y la igualdad. Una enorme revolución de esclavos acaba con el dominio colonial. En 1792, Francia declara abolida la esclavitud.

     Haití proclama su independencia en 1804, no solamente luchando contra Francia, si no que reprimiendo los intentos de ser anexionado por ingleses y españoles.

     Es por su parte, para estar orgulloso el haber vencido a franceses, británicos y españoles. Ser el primer país del mundo en abolir la esclavitud y la segunda colonia en independizarse después de Estados Unidos. Esto tiene un precio, solamente EEUU lo reconoce como país, era un doble peligro, tanto por querer su independencia como por abolir la esclavitud. Para las potencias colonizadoras era un riesgo que cundiese el ejemplo, como así fue, ya que ayudaron a otros países a independizarse. No tener esclavos y que estos gobernasen su nuevo país, era intolerable para Estados Unidos y colonias.

historiahaiti5

     Nada más nacer, comienzan los grandes problemas para este país que no ha dejado de luchar por algo justo y sus grandes enemigos jamás han dejado levantar cabeza. Comienza como país su historia en el más absoluto aislamiento.

 © Germán Vega. Port-au-Prince. 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *