post

¿Qué significa soñar con oro?

El oro, es por definición símbolo de poder, de riqueza, de ambición, de éxito. Características que en su justa medida, son positivas, pudiendo incluso ayudarnos a conseguir nuestras metas y hacernos estar cómodos con nosotros mismos.

El soñar con oro, puede aportar mucha información sobre nosotros y el momento por el que estemos pasando. Simboliza la riqueza, la espiritualidad, la felicidad, la buena salud y también puede significar la falta grave de lo necesario, que nos hace vivir en la escasez. También la prepotencia, la falta de humildad.

Caben varios grupos de opinión:

Un psicoanalista, tirando de manual, diría que es propio de personas materialistas o ambiciosas

Para una interpretación no onírica, cabe preguntar primero qué significa el oro para ti. No es lo mismo el significado del oro para:

  • Un joyero o un orfebre, que lo ve como una materia prima para piezas de orfebrería.
  • Un trabajador de una refinería, considerará el oro como un pesado material que cuesta desplazar.
  • Para un minero, será el producto de unas jornadas de trabajo.

Habrá casi tantas formas de ver el oro, como habitantes en el planeta, pero seguro que hay muy pocos humanos que no tengan formada una opinión y una idea sobre lo que es para ellos el oro.

Para la inmensa mayoría de la población, soñar con oro puede tener un claro significado onírico, teniendo en cuenta también el momento, puede hacer referencia a nuestro estado económico, éxito personal, conformidad con lo que se tiene, etc.

Una parte de las personas que sueñan con oro, pueden estar preocupadas por su economía, independientemente de su poder adquisitivo.

Significados generales de soñar con oro

  • Estar rodeado de oro: Augurio de que se cumplirán tus metas y deseos. Tener los recursos y fuerza necesaria para afrontar nuestra vida y nuestros problemas
  • Estar trabajando con oro: Frustración por dejar pasar las buenas oportunidades
  • Perder una pieza de oro: Estar cometiendo errores en nuestra vida, incluso tener en buena consideración a alguien que nos puede llegar a traicionar.
  • Encontrar oro en grandes cantidades: Descubrir algo importante, que hasta el momento no habíamos percibido o llegarnos algo valioso de forma repentina
  • Encontrar algo concreto de oro, como un anillo, una cadena, una pulsera, etc: Tener un golpe de suerte a corto plazo
  • Nos regalan una pieza de oro: Conseguir una meta. Recibir un esperado regalo importante. Recompensa a nuestro trabajo y tenacidad.
  • Soñar con oro en grandes cantidades: Llegar a un estado de plenitud y felicidad como resultado del buen enfoque de nuestra vida como.
  • Enterrar oro: falta de honestidad, intentar ocultar algo de nuestra forma de ser o de nuestro entorno
  • Encontrar oro enterrado: Si expresamente, lo buscamos hasta encontrarlo, significa que buscamos la riqueza, que somos ambiciosos. Si simplemente lo encontramos, es que tendremos suerte.
  • Soñar con encontrar una mina de oro: Se asocia con falta de reconocimiento en nuestra vida. Nuestros méritos se los lleva otra persona.
  • Trabajar en una mina de oro: Sacar de los demás lo que podamos, llegando a aprovecharnos de los demás
  • Hacer pagos con oro, por ejemplo, con monedas de oro: Estar metido en problemas, de los cuales buscamos la forma de salir
  • Robar oro: Llegada de malas noticias.
  • Soñar que nos roban oro: Perder algo, no necesariamente material, puede ser incluso la perdida de una persona o que alguien le haga daño. También vernos traicionados.
  • Soñar que nos regalan un objeto no cotidiano de oro: Posible humillación
  • Soñar de forma recurrente con anillos de oro también suele estar asociado con bodas y matrimonios, si el sueño presenta desasosiego está asociado con una presión a contraer un matrimonio que no deseamos o el matrimonio de un tercero que no queremos que ocurra
  • Vender oro: Tener dificultades económicas.
  • Comprar oro: Necesitar algo. Si nos encontramos en un estado de no carencias, puede significar iniciar nuevos proyectos. En situaciones de crisis es habitual soñar con comprar o vender oro.
  • Ver oro que no está a nuestro alcance: algo se nos escapa, no conseguir metas, tener perdidas
  • Ver muchos objetos de oro: Ser impresionable, dejarnos guiar por las apariencias, precipitarnos en las conclusiones, falta de meditación antes de tomar decisiones.
  • Soñar con joyas de un familiar: Si el enfoque del sueño no es el valor material de la joya, significa que echamos de menos a ese miembro de nuestra familia.
  • Comer oro: Ser avaricioso y egoísta. Actuar de forma soberbia y falta de humildad
  • Soñar con antiguos y valiosos objetos de oro: Ser conservador, posiblemente muy religioso.
  • Estar rodeado de objetos de oro y usarlos: Como por ejemplo vernos comiendo con cuberterías de oro se asocia con personas prepotentes y soberbias. Considerarse superior a los demás.

Cada uno ha de interpretar sus sueños en función de sus circunstancias. Si bien es cierto que todos tenemos en periodos de nuestra vida unos sueños recurrentes que claramente tienen un significado.

Hasta nuestro subconsciente asocia tener oro con el éxito, con conseguir la plenitud en la vida. Siguiendo la corriente de pensamiento que dice que todo es mente, que el hecho de pensar y visualizar algo, ayuda a materializarlo y que nuestra mente crea nuestro mundo, comprar oro según nuestras posibilidades, seguro que puede ayudar.

 

Germán Vega – Julio de 2017

post

El cercano asteroide que vale más que toda la economía de la Tierra

Cerca de la Tierra, entre Marte y Júpiter hay un asteroide metálico llamado “16 Psyque” cuyo valor puede ser superior a toda la economía de nuestro planeta junta.

Solo su hierro podría valer una cantidad del orden de diez mil cuatrillones de dólares.

Cuando un planeta se forma permanece incandescente durante mucho tiempo. Por gravedad, los metales pesados se posicionan en el núcleo como ha ocurrido en la Tierra (la composición del núcleo de nuestro planeta es principalmente hierro, níquel, cobre y otros metales pesados como el oro. El asteroide 16 Psyque se cree que en su origen fue un planeta del tamaño de Marte. Debido a impactos durante la formación del Sistema Solar, este astro perdió su corteza y manto, quedando un núcleo metálico de aproximadamente 210 km de diámetro. La cantidad de metales casi puros que contiene, podrían cubrir las necesidades de la Tierra durante siglos.

La NASA ya prepara una expedición para investigar este astro. La sonda partirá de la Tierra en el año 2023 y alcanzará el meteorito en el 2030.

Hoy por hoy, tal vez no tengamos tecnología para explotar minas en el espacio, pero no tardaremos. La revolución de un evento de esta magnitud, transformaría totalmente la vida en la Tierra, no solamente la economía.

España cuando la colonización de América era una potencia mundial, pero, qué ocurrió con un evento de tales dimensiones:

Antes de la llegada de Colón a América, en España florecía un gran comercio. Nuestro país era rico y sus moradores vivían de forma acomodada como reflejan las crónicas de la época. Con el descubrimiento de América llegó la ruina de nuestro país, aunque algunos no lo vean. Basta ver nuevamente las crónicas de esa época del auge de la colonización. Recuerdo las historias que nos cuenta el Lazarillo de Tormes, donde refleja una sociedad en decadencia donde todo es escasez.

Los mejores se fueron a las colonias, con la consiguiente despoblación de regiones enteras como Castilla.

La inflación era brutal. Nuestra moneda era el oro y la llegada continua de barcos con tan preciado cargamento hacía que por mucho que trabajase un ganadero con sus ovejas su trabajo cada vez valía menos.

El coste de mantener unidas las colonias fue inasumible. Todo era poco, tanto humanamente como militarmente. Ingleses, franceses y otras nacionalidades estaban al acecho y a la mínima fisura o muestra de debilidad de nuestra corona tomaban posesión de cuantos territorios pudiesen.

Sirva como ejemplo Medina del campo, que antes de la colonización contaba con el mercado de lana más floreciente del mundo y poco a poco fue convirtiéndose en una simple villa.

El dinero que venía de las colonias, tampoco era exagerado. En contra de lo que muchos creen, las colonias como parte de la corona, tributaban a la misma un 10% de sus beneficios. Hoy, nuestro sistema fiscal, duplica, triplica o cuadruplica esta cantidad en función de nuestros ingresos como todos muy bien sabemos.

En cambio, a quien le fue muy bien: a las colonias, por mucho que hoy se quejen. Cuando España deja Colombia, en ese momento, Colombia era el país más rico del mundo.

Colonizaremos el espacio: es cuestión de tiempo (en el supuesto de que no esté ya colonizado).

Algunos pueden pensar que si entran muchos recursos en la Tierra, nadaremos en la abundancia. Yo creo que ni mucho menos. Recordemos nuevamente ese lazarillo y sus señores en la época en la cual entraban constantemente remesas de oro en España y ellos no conseguían ni alimentarse. Por muy grande que fuese el nuevo recurso, no tardaría en estar en manos de unos pocos y el resto a sufrir la crisis de un planeta en decadencia, donde habría fuertes migraciones, donde desaparecería no solo la minería, si no que habría un desplome de las materias primas en su conjunto y por ende, se desplomaría la economía de la Tierra y tal vez nunca volviese a ser tal y como hoy la conocemos.

Admito que hay recursos casi inagotables en el Universo, que estamos muy cerca de poder captarlos, pero lo que no está tan claro es si con ellos a nuestra disposición, tendríamos un mundo mejor.

Como siempre, no nos cuentan nada y lo poco que cuentan, nos lo cuentan mal. Hay verdadero interés en ese asteroide y sus preciados recursos por parte de las élites económicas, aunque oficialmente NASA en su comunicado afirma:

“El 16 Psyque contiene agua y por tanto podría servir como futura parada en posteriores viajes de cara a viajes espaciales tripulados”. Como si no supiésemos que lo que realmente importa es como traer esos metales preciosos y no tan preciosos a la Tierra

Germán Vega – enero 2017

post

La efímera

Existen unos pequeños insectos, llamados efímeras. Merecen un análisis:

Aparentemente son frágiles y sin embargo son unos de los seres vivos más antiguos en la Tierra. Hay fósiles de efímeras con más de 300 millones de años.

 

laefimera1 Fósil de efímera.Autor: Banco de imágenes del CNICE. Licencia CC

     Cuando se ven se piensa: es una efímera y sin embargo no somos conscientes de que existen casi 3000 variedades diferentes.

No es difícil verlas, están presentes en prácticamente toda el planeta.

Tienen otras muchas singularidades, pero la más especial es su corta vida, la que les da su nombre,  que en griego, ephemeros, significa que dura un día . Muchas especies de este insecto viven solamente unas horas y en tan corto espacio de tiempo, tienen una existencia plena, cumpliendo su ciclo.

Carecen de boca y aparato digestivo al uso, no comen. Su único interés y al que dedican casi toda su energía es a buscar pareja. No tienen tiempo que perder, se aparean en pleno vuelo. Nada más finalizar, el macho muere. La hembra no dispone de mucho más tiempo, deposita sus huevos en el agua, (no en cualquier agua, les gusta clara y limpia). Una vez depositados sus huevos, muere también.

Este es otro punto para analizar: No es que realmente vivan solamente un día, es una nueva fase de su existencia. Su periodo como larvas en el agua es más largo, pudiendo durar en algunas especies hasta dos años. Pero en un solo día, mudan su piel, se transforman en un insecto alado, se secan y endurecen su cuerpo para poder volar. En ese único y repleto día, pasan de nadar y vivir en el agua, a tener alas y volar, eligen pareja, y exhaustas mueren habiendo antes garantizado su permanencia como especie y colonizado nuevos lugares ayudados por su vuelo. Cuando sus huevos eclosionan, repiten el milenario ciclo: de huevo a larva, de larva a insecto y de insecto a huevo nuevamente. Muere, o desaparece un cuerpo y nace o aparece otro, pero, en ningún momento se interrumpió la vida.

La efímera es el ser vivo que dura un día inmortal

laefimera2 Efímera (foto de Wikimedia Commons)

     Buda se inspiró en las mariposas para su teoría de la reencarnación, viendo ese paso de oruga a mariposa como un nuevo renacer, el dejar atrás un cuerpo o piel y tomar otro nuevo para iniciar la siguiente fase.

Que este pequeño insecto lo hace bien, está más que demostrado. Ha sobrevivido a los cataclismos de la Tierra, viendo como aparecían y se exterminaban nuevas e importantes especies. Tal vez desaparezcamos los humanos del planeta y continúen existiendo las efímeras. Su programa de adaptación y supervivencia es indudablemente  bueno.

Puede que nosotros, que nos consideramos seres muy evolucionados, hallamos perdido la esencia de las leyes naturales y esto termine por costarnos nuestra propia permanencia y como seres dominantes podamos incluso llegar a exterminar no solamente nuestra especie, si no cualquier forma de vida en el planeta, o tal vez la propia naturaleza nos ponga en nuestro sitio como ha puesto a civilizaciones anteriores.

La vida en el planeta es muy frágil y compleja. Apenas muy leves cambios podrían transformar nuestro hábitat. Una subida de tan solo cuatro  grados de temperatura  transformarían totalmente el aspecto de la Tierra, se derretiría el hielo de los polos y el nivel del mar podría subir más de 60 metros. Unas pocas partículas más por millón de carbono en la atmósfera, recalentarían la Tierra hasta hacerla inhabitable y unas pocas menos, convertirían a nuestro planeta en un gélido lugar, sin olvidar las mortales radiaciones solares, hay otros muchos ejemplos de este frágil equilibrio: las corrientes del Golfo, la simple catástrofe que supondría la desaparición de las abejas…

Mientras tanto, nosotros seguimos abusando del entorno hasta ponerlo en peligro, discutiendo si un país si y otro no puede tener armas atómicas, centrando la vida en las cosas que no son ni necesarias ni importantes.

En países como España envejece la población a unos niveles preocupantes. Las nuevas generaciones no consideran adecuado tener hijos, estos dificultan su importante vida profesional y libertad (como si ambas cosas fuesen incompatibles), en cambio, otras zonas se saturan con superpoblación.

Pueden ocurrir tantas cosas, incontrolables unas y predecibles otras, desde un simple accidente personal hasta un cataclismo mundial. No es la primera vez que ocurre un megaterremoto, la caída de un asteroide.

Hay evidencias claras de civilizaciones en el planeta anteriores a la nuestra que se destruyeron, bien por causas naturales, o provocadas, de las cuales no queda casi nada, de algunas, ni el recuerdo.

Todo es tan frágil…

Haití desde su independencia es un país pobre, pero la naturaleza les enseño que la situación aún puede empeorar. Recuerdo una señora haitiana que en unos instantes perdió a sus hijos, a su marido; a sus padres y hermanos; perdió su casa y el terremoto también destruyo su trabajo, era directora de una pequeña agencia de banco y en esos fatídicos instantes (12 de enero de 2010 a las 16:53:09), pasó de una vida normal a perderlo todo, incluso lo verdaderamente importante y a vivir en la calle. Recuerdo que me dijo la frase más terrible que he oido en mi vida: lo peor de vivir en Haití, es estar vivo.

laefimera3  Haití después del terremoto de enero del 2010 (G.Vega)

     Siempre pensamos que esto le ha ocurrido a los haitianos, que las bombas caen en Siria y que la hambruna es en Somalia. También pensamos que ese accidente de coche tan grave, le ocurrió a nuestro vecino. Que equivocados estamos, en un instante nos puede pasar a nosotros. Lo vemos lejos y tal vez sea mejor percibirlo así.

Otra tipología de catástrofe más doméstica, también vista de manera ajena, es cuando desahucian a otro, no a nosotros, pierde el trabajo otro, no nosotros y hemos de seguir pensando también lo frágil que es no solamente nuestro hábitat, si no, nuestro estado de bienestar. Si pensamos sabiamente veremos cuantos de los que nos rodean están a una nómina de la banca rota, cuantos pueden perder hoy mismo su trabajo, su vida, su bienestar.

La clave es siempre la misma, hay unas leyes universales, muy pocas, los sabios dicen que solamente siete y resumibles en menos, que nos hacen seres transcendentes y felices. Opinan que la Tierra es un lugar diseñado para ser felices y evolucionar, que el cumplimiento de estas pocas normas nos hace casi como dioses y seres plenos. Es obvio que no las acatamos, estamos tan lejos de cumplirlas, que al menos en mi caso, los que me rodean ni las conocen, algunas, tal vez las intuyan, pero poco más.

¿Como hemos podido llegar a desarrollar tanto las funciones de un hemisferio de nuestro cerebro y casi inhabilitar el otro?. Nos sobra racionalidad y nos falta lo que nos debería caracterizar: humanidad.

Algo hemos de aprender de la efímera, como mínimo dos cosas: ver lo importante en lo que hemos de centrar nuestra energía y no olvidar nuestro  único día de existencia, siendo siempre conscientes de lo efímero de nuestra vida  y que ésta ha de ser continuada.

© Germán Vega – 2014

post

Las Botas

    En Haití, las obras son muy diferentes. No hay demasiadas medidas de seguridad, los trabajadores trabajan descalzos y el casco es algo con un uso diferente al cotidiano. Cuando comen, muchos utilizan el casco como plato, es lo más higiénico que encuentran. Otros, no lo usan en la obra porque quieren conservarlo nuevo. Cuando terminan la jornada, se lo ponen para volver a su casa, lo usan en el tac-tac, (una camioneta que hace las veces de transporte público). Que los vean con casco por la calle les da prestigio, ven los demás que tienen trabajo y eso es un gran honor. En un país con un 80% de paro, trabajar, es todo un lujo.

lasbotas1

Tac-tac. Medio de transporte público. Su nombre se debe a que cuando alguien desea apearse toca en la chapa, suena tac-tac y el conductor para

       Cuando entras en la obra, aquello parece el Ejército de Pancho Villa… todo es manual, escasean las herramientas, para cualquier trabajo, hay muchas personas.

     En mis obras procuro que sea diferente,  no puedo cambiar el mundo, pero me conformo con cambiar mi obra y hacerla un poco mejor, les doy botas, guantes y casco.

     Un día veo a un trabajador descalzo, hacía 15 días que les había dado a todos botas nuevas. Llamo al trabajador, lo reprendo seriamente y es despedido. Lo dejo con el encargado para pagarle lo que se le deba y que se vaya.

     La dureza de corazón es algo generalizado en el País, las condiciones de vida son  tremendas y el trato a los subordinados ralla lo vejatorio. Esto, que es algo extraordinario, en un sitio como este se ha vuelto  cotidiano y cuando no es de esta manera, se entiende como debilidad y la otra parte obra en consecuencia.

     Oigo al trabajador: Señor, quiero hablar con usted, le contesto que si le han pagado, a lo cual me responde que si, dando en este momento la conversación por finalizada y continuando  con mis quehaceres. Él, insiste y decido dedicarle unos segundos, aunque solo sea para que se marche y no me hostigue.

     El trabajador me cuenta:  Señor, ya sabía que me iba a despedir, pero quiero explicarle que he vendido las botas y por que lo he hecho:

     Yo estaba muy contento con mis botas, eran tan bonitas y nunca  antes había estrenado un calzado. Empezó el colegio y el director hecho a mis niños para casa, ya que no tenían uniforme y los advirtió que no volviesen hasta que trajesen  su obligatorio atuendo escolar. Mi mujer y yo miramos que podíamos vender para comprar los uniformes, pero en nuestra casa no había nada de valor por lo cual nos diesen dinero. Lo único que podíamos vender eran mis botas. Me costo mucho desprenderme de ellas, estaba orgulloso de mi calzado y sabia que usted me despediría, pero no tenia otra solución. Vendí las botas y pudimos comprar unos uniformes usados y mis niños volvieron al Colegio. No podíamos dejar a nuestros hijos en casa sin colegio. El hambre, nos preocupa menos, siempre la hemos tenido y estamos acostumbrados a ella.

     El trabajador me hizo sentirme un miserable, pero que podía hacer, quería admitirlo de nuevo, pero si lo hacia me desautorizaría y sentaría un precedente fatal en la obra que podría llegar a no controlar.

     Al final, decidí llamar a una empresa constructora española que trabajan allí y decirles que si podían, por razones personales cambiarme un trabajador mío por uno suyo. El encargado me dijo que si quería beneficiarme a la hija y no me apetecía ver todos los días al padre…y yo, le contesté que algo parecido, (así de brutos somos los blancos). Si le digo la verdad, no me entendería y encima pensaría que no era capaz de controlar a mis trabajadores. Así se hizo.

lasbotas2

Transporte de fardos de ropa del Puerto de Miragoâne a Port-au-Prince

     En Haití las personas compran el calzado en la calle y es usado,al igual que la ropa. Esas organizaciones que recogen ropa y calzado para los países pobres, la limpian, la meten en fardos y termina en sitios como Haití, pero de gratis, nada, se vende. Los haitianos prefieren esas cosas usadas incluso a las nuevas,  dicen que esos zapatos usados son de buena calidad, les duran mucho tiempo y valen poco dinero, en cambio lo nuevo, es chino, malo, dura poco y encima, caro. Cuando veía como algunos comerciaban con esas cosas que deberían regalarse me enfadaba mucho, ahora soy más tolerante, incluso con eso, reconozco que algunos “humanitarios” ganan mucho dinero con ello, pero al menos, los más humildes    por poco dinero pueden tener ropa y zapatos de calidad, no es tan malo, gratis no llegaría nunca a su destino y si bien algunos desalmados hacen su agosto con ello, los más necesitados, lo tienen a buen precio.

 © Autor: Germán Vega. Port-au-Prince. Haïti. 2013

post

CUÁNTO CUESTA PRODUCIR UNA ONZA DE ORO

En primer lugar, se expondrá cuál es el precio de producción en mina de una onza de oro:

Cada mina es diferente. No es lo mismo lavar aguas con pepitas de oro, que extraer oro de arenas auríferas o que sacar mineral de una mina a muchos cientos de metros de profundidad. No sólo influye el tipo de mina, también la concentración del mineral que, como es lógico, no es siempre la misma. Los diversos factores son casi tan largos como el número de minas existentes. Resulta fácil entender que tampoco es lo mismo trabajar en Alaska, con inviernos tan duros que hacen casi imposible, ya no trabajar, sino permanecer un tiempo a la intemperie, lo que hace que la producción se limite a unos meses al año. En otras áreas geográficas, con un clima casi tropical, también se ven afectadas por la climatología. En muchos países de África en época de lluvias puede inundarse el terreno y hacer inviable el movimiento de maquinaria pesada y, por tanto, obligar a cesar la actividad minera. Además, causas no-naturales pueden hacer cesar o dificultar de manera notable la explotación: inestabilidad política o directamente un conflicto armado.

De esta manera, estos son los factores que las minas tienen en cuenta a la hora de dar el dato de coste de producción del mineral:

Sus cálculos son similares a cualquier otra empresa. Básicamente, si en un periodo de explotación (tiempo de licencia administrativa para extraer mineral) han gastado una determinada cantidad de dinero y han producido un determinado número de onzas de oro, una simple operación aritmética indica el coste oficial de la unidad de metal.

Si bien tienen en cuenta los costes de sondeo preliminares, los gastos extras se han acordado con el gobierno del país donde operan, que dicho sea de paso, suelen ser mínimos, ya que cuando la empresa minera se va, es frecuente que no dejen ni una sola carretera decente, a lo sumo, un poblado, no con pocas construcciones prefabricadas y cuya existencia no será longeva en el tiempo.

Una vez que el mineral es extraído a pie de mina será, en muchos casos, necesaria su procesamiento. El oro, incluso por normativa -como la europea-, no puede entrar en polvo, ha de transportarse lingotado hasta la refinería donde será purificado para obtener, desde oro fino en lingotes de inversión, a aleaciones para uso industrial.

La custodia y almacenamiento en mina, el transporte a refinería, los seguros, los aranceles y otros gastos indirectos también suponen una no despreciable cantidad de dinero por onza producida.

No obstante, se encuentra de la misma manera, otro coste susceptible de ser olvidado; este es el medioambiental.

Cuando la empresa minera inicia la explotación, en numerosas ocasiones se encuentra con un vergel en lo que luego será la mina. Cuando la empresa minera abandona la explotación, lo usual es que el paisaje se asemeje más fielmente a las fotografías que la NASA muestra de la Luna que a la abundante vegetación de la que un día fueron testigos. Durante la explotación se han contaminado ríos y bolsas de agua con derivados de cianuro o arsénico usados para el procesamiento del mineral, así como mercurio.

Si bien cuando se abre la mina se ha hecho un estudio medioambiental, y la empresa asegura la preservación del medio, la experiencia demuestra lo contrario. Habitualmente, es la fianza emitida por la empresa explotadora la que, supuestamente, va destinada a la recomposición del entorno. Sin embargo, la cifra destinada para dicho fin es latentemente insuficiente.

No contentos con abrir un gran pozo de cientos de metros de profundidad, en ocasiones, el uso que a éste se le da -una vez finalizada la extracción del mineral- es prácticamente de “terrorismo medioambiental”:

Recuerdo un caso que podría exponer al detalle, pero me limitaré a resumir y omitir algún dato para que nadie se sienta aludido personalmente.

No hace muchos años se cargó en Barcelona un buque con residuos radiactivos. Cabe mencionar que los residuos radiactivos no siempre están compuestos de lo mismo: inocentes guantes de médicos que han usado la bomba de cobalto y cosas similares. El sentido común dice que hay algo más ente esos residuos, pero que cada uno piense lo que quiera.

Estos residuos radiactivos se empaquetaron en bidones similares a los del petróleo. En su interior había hormigón y un espacio para el desecho. El barco estaba cargado y partía de forma legal (permisos y autorizaciones necesarias) con la peor de las basuras hacia Liberia. Unos integrantes de Greenpeace, conscientes de ello, como buenos ecologistas y no con poca parafernalia impidieron que el barco zarpara hacia las costas africanas. Su destino era una agotada mina, en la cual, esta vez si se iba a tapar el enorme pozo existente con tan singular carga. La experiencia pone de manifiesta que los pozos de las minas no se rellenan. No obstante, sin pretender ser mal pensado, estimo que están mejor abiertos puesto que si se tapan e incluso nos advierten de su reforestación con un bonito parque en superficie, tal vez haya gato encerrado. Respeto las organizaciones ecologistas y a las personas que las integran, pero desconfío de algunas de ellas con conocimiento de causa. Si lo estimaran correcto, instaría a que investigue cómo y quién finanza a Greenpeace. Desde mi óptica, llegará a una conclusión similar a la que podría llegar si la justicia fuese financiada por las organizaciones del crimen organizado.

Así mismo, cuestiono a los que creen que ser ecologista es comprar un todoterreno y pasearse por el monte, aunque algunos si lo son de verdad.

Siguiendo con la ejemplificación del buque. Los ecologistas lo hicieron tan mal que si usted quisiera no lo podría haber hecho peor. Claro que consiguieron que no zarpara el barco y ¡vaya como lo celebraron! No obstante, no se encargaron del momento posterior. Embriagados por su “éxito” no miraron más allá. Lo que ocurrió a continuación fue que, muy discretamente, se descargó el gran buque y los bidones fueron de nuevo cargados en barcos más pequeños. Así, éstos manejables y discretos barcos depositaron su carga cerca de las costas de Galicia. Hay fotografías del estado actual de los bidones. Estos se encuentran en el fondo del mar muy deteriorados; el metal oxidado y completamente corroído, así como el hormigón agrietado. Se cambio el pozo minero por la fosa Atlántica. Creo que el medioambiente salió perdiendo en éste caso.

La minería, en abundantes ocasiones, es una industria ruinosa para sus empresarios.

Los gastos son los que son y las materias primas muchas veces ven alterados sus precios por los brokers que no producen nada pero son expertos en manipular mercados y especular.

Cómo son los empresarios mineros:

En lo referente a dichos empresarios, no necesariamente son los malos, aunque de una forma simplista sean vistos como empresarios sin escrúpulos. Nos encontraremos con diferentes tipologías de personas y perfiles, como en todas las profesiones, pero intentaré describir objetivamente la situación.

En primer lugar son necesarios. Necesitamos materias primas y alguien ha de extraerlas. No entiendo la reacción de no pocos para los cuales abrir una mina es sinónimo de movimientos reaccionarios con el fin de impedirlo. Se preparan manifestaciones a las cuales llegan en coches. No se de donde piensan que ha salido el acero del mismo y la multitud de materias primas y transformaciones que un vehículo necesita hasta ser puesto en circulación. No se si en vez de ser ecologistas son nacionalistas ya que si el mineral viene de otro continente, lo ven mejor.

Por lo tanto, ¿Es posible una minería sostenible y respetuosa con el medioambiente? Tal vez, pero no se debe olvidar que los minerales concentrados en un yacimiento no son recursos ni renovables en gran medida (pueden necesitarse muchos millones de años y multitud de procesos geológicos para que sea formado un nuevo depósito), ni su extracción es gratuita para el medioambiente. Sin embargo, se puede racionalizar su consumo y hacerlo de forma más adecuada,

La cuestión, tal y como sucede habitualmente, es trabajar con costes razonables. Quizás

los mineros estarían encantados de respetar el medio, de no contaminar, de que las minas fuesen seguras y de vender el mineral a un precio que sufrague todos los costes. La realidad es que en un número sustancial de minas, al final de mes prácticamente no se pueden pagar las nóminas y el gasoil. La premura es tal que lo que no es estrictamente necesario para cubrir el mes, en muchas ocasiones se obvia y cuando el mineral se ha agotado no hay dinero para el restablecimiento del medio.

Cabe un análisis de cómo es el primer mundo, el segundo y el tercero. Los estadounidenses no tenían ningún problema en consumir gran parte de los recursos naturales del planeta: Quemar alegremente litros y litros de gasolina, tener cada ciudadano su propio y nuevo vehículo, disfrutar de equipadas viviendas y, en resumen, consumir descaradamente gran parte de las materias primas del planeta. El problema surge cuando los asiáticos piensan que ellos también pueden tener coche y disfrutar de bienestar, entonces empezamos a hablar de calentamiento global y lo que sea necesario.

Los empresarios mineros suelen ser mantenidos en una línea que roza la falta de rentabilidad de las minas. Hay un ciclo que se repite constantemente:

  • Se necesita una materia prima, acero por ejemplo. Con la gran demanda, se encarece el precio y con la bonanza de precios las minas establecidas se equipan y mejoran sus infraestructuras para ser más productivas. A su vez surgen nuevas minas que antes -por sus características- podían no ser rentables.
  • Por una u otra razón se para la actividad industrial que necesita el mineral. Las grandes minas no han amortizado aún su inversión en muchas ocasiones y comienza una época de pérdidas. Así, comienzan los despidos masivos y muchas minas cierran.
  • Los grandes grupos mineros del mundo, propiedad de los de siempre, los que controlan el dinero, se hacen con las minas más débiles a un precio de saldo. Cada vez estos macro grupos mineros crecen un poco más. También es cierto que muchos ya no pueden crecer más. En muchos minerales ya prácticamente tienen el monopolio.

La cuenta es tan ajustada que en muchas ocasiones las minas venden el mineral a “futuros”. Es decir, venden el mineral a un precio pactado mucho tiempo antes de producirlo; a cambio, con un crédito avalado con la venta futura del mineral, pueden hacer frente a sus gastos. Los empresarios viven con un sueldo. Se olvidan que los que marcan el precio a futuros son los mismos que provocan las crisis y esta solución no suele ser buena para el minero.

grafica precio coste oro

La gráfica anterior muestra el precio de producción de la onza de oro en alguna de las más importantes minas del mundo. Se ve que es tan variable que va desde poco más de 200$ a más de 2000$, si bien la media puede estar en torno a los 1000$/onza (si se tiene en cuenta la producción total de oro y volumen real de las principales minas, el coste es aún superior).

El oro no es acero o cobre, la demanda no baja, las potencias emergentes como China quieren aumentar sus reservas y multitud de inversores de todos los tamaños también alojan el mismo propósito. Siempre hace falta más oro y siempre escasea.

A continuación expondré un hecho sospechoso: En los últimos días del 2015, el oro se cotiza según precio LBMA a menos de 1000$/onza en los mercados. Este oro ha sido extraído de una mina, procesado en una refinería y puesto en el mercado a un precio que no cubre los gastos de producción y refinado. Curiosamente, la demanda de oro físico está en aumento. Si el precio del oro en el mercado es inferior al coste real de producción el siguiente paso será cerrar minas y paralizar nuevos proyectos. Esto implicará escasez de oro en el mercado. No obstante, aún se pueden leer noticias de “iluminados de Harvard” que dicen que el precio del oro aún no ha tocado fondo. Queda más que patente la siempre denunciada manipulación del precio del oro por parte de los agentes que lo fijan y de todos conocidos.

El capitalismo es en sí un buen sistema económico. Se rige por la oferta y la demanda, la competitividad, la libre circulación de capitales, pero se ha llegado a una situación que malicia el sistema hasta hacerlo nefasto. Es difícil que haya competitividad en mercados donde cada vez hay más monopolios, qué importa la oferta y la demanda si en el sistema algunos amos del dinero pueden manipular los precios. No importa lo mucho que se innove, lo competitivo que se sea o lo bien que se trabaje si un banco central puede -por ejemplo- emitir más y más moneda, creando constantemente inflación y siendo ellos juez y parte en la economía. Cómo puede permitirse que unos pocos agentes que tienen el control total de la información, del dinero y la capacidad de crear normas a su antojo, marcar la marcha de la economía. Esta inverosímil situación hace que cada vez esté más concentrado el dinero y las materias primas del planeta en unas pocas personas con capacidad ilimitada para especular, dictar normas e imponer sus criterios al resto de la humanidad y, no precisamente, en nuestro beneficio. Es perfectamente viable un mundo sin bancos. Lo cierto es que no los necesitamos para nada aunque nos hagan creer lo contrario. De todas las formas posibles de crear dinero, la de la deuda es la más irracional. En estos momentos existen criptodivisas que tienen unas normas de funcionamiento las cuales no permiten cambiar la gobernanza al antojo de una élite, que pueden ofrecer los mismos servicios que un banco y, de hecho, ya lo están haciendo. El oro siempre ha respaldado las monedas hasta el pronunciamiento de Nixon y siempre ha funcionado aunque algunos vean en él una limitación a la expansión de la economía. Si seguimos basando la economía mundial en el dólar respaldado por el Pentágono, un futuro no próspero es lo que, desde mi perspectiva, nos espera.

Nuestro sistema financiero ha desarrollado productos que, vistos y explicados desde otra óptica, parecerían una broma. Podríamos hablar de muchos, pero me centraré en uno: oro papel.

Un inversor muy serio habla con un banco muy serio y el banco muy serio le vende oro papel (de entrada ya suena mal ese término de ‘oro papel’; el oro es oro y el papel es papel)

El banco serio, una vez hecha la venta, le da un papel al experto inversor que dice que éste tiene una cantidad de oro depositado a buen recaudo y los dos se lo creen ( quizás, uno más que otro.)

Resulta lógico que, con lo barato que es un papel, se pueda vender un poquito por debajo del precio del oro. Hay miles y miles de toneladas de oro papel vendidas que no están en ninguna parte, por no estar, no está ni el de la Reserva Federal. No obstante, para nuestros bancos vender algo que no existe no es ningún problema. Nuevamente los intelectuales del sistema afirman después de mucho meditar: Sería bueno distinguir entre el precio del oro físico y el del oro papel.

Siguiendo el hilo argumentativo, se entiende que entre la manipulación del precio, el oro papel, los futuros y muchos otros aspectos, el precio del oro pueda ser cualquiera y que tal vez pinten poco las minas e incluso el oro como tal.

Por último, añadiré, que las agencias de rating han rebajado la calificación a las grandes empresas mineras. Este hecho resulta interesante cuando las empresas mineras se dedican a la extracción de materiales físicos y empíricos, tal como es la extracción de materias primas. De esta manera, al no tratarse de especulación alguna, es entendible que estos agentes asuman que no son empresas rentables, cuando se dedican a la obtención de materias existentes y no productos imaginarios. Quizás, nos estén enviando un mensaje subliminal en el que nos explican que trabajando no se gana dinero. Por supuesto, no se ven favorecidas cuando el establecimiento (ajeno a las mismas) del precio de la venta es inferior a los costes que produce su extracción.

Germán Vega – 2015. https:www.ventadeorocmc.com

post

Formas de votar

No deberíamos sentirnos cómodos en un mundo tan diferente. Mientras en un país, sus ciudadanos gozan de bienestar, sus vecinos pueden carecer de prácticamente todo.

Alguien, por encima de nosotros, nos mete en la cabeza ideas separacionistas. Nos hacen creer que un pueblo es mejor que otro. Nos dividen una y otra vez hasta el punto de que un pequeño Planeta, como el nuestro, cuenta con casi 200 países y no conformes, no dejan de crecer. Cualquier excusa es buena para dividir: una religión, una lengua, un accidente geográfico, un pasado.

Ya el Génesis habla de cómo hay que dividir a los pueblos con diferentes lenguas, no vaya a ser que se entiendan y lleguen a ser como nosotros (dioses).

En el siglo XXI de nuestra era podemos ver, a través de unas votaciones, la basta desigualdad que hemos creado en el mundo y cómo olvidamos que todos somos una única especie y un único pueblo.

Recorriendo el mundo, voy a poner algún ejemplo de cómo son unos plebiscitos en los diferentes países, mirando solamente un detalle: Sus papeletas electorales

Egipto:

egipto1

La foto muestra una significativa papeleta electoral. La población, en gran medida analfabeta, no entiende de siglas y las fotos no dicen mucho al no conocer, en algunos casos, la imagen del candidato. Se asocia una persona y un partido a una simple e infantil imagen: un paraguas, un caballo, una estrella. De esta forma, el votante distingue al que le gusta, cree que le gusta o menos le disgusta.

Haití:

 La pobreza en unas elecciones puede mostrarse incluso hasta en la escasez del papel y en los carteles. Sin embargo, no hay problema, faltan recursos, pero sobra tiempo y arte. Lo resuelven pintando en una pared la foto del candidato.

Tampoco saben leer, pero si saben quién les gusta. A cada candidato se le asocia un número  y de esta forma, a la hora de votar saben que han de poner la X en su favorito. Tampoco importa demasiado el partido. Aquel partido que convenza, sea agradable y sepa llegar, hará que los haitianos se queden con su número y ese será al que voten.

 cartel haiti 1

 En la campaña, todo se centra en el número. El candidato de la foto es el número 10. En la camiseta aparece con su número, incluso hasta con la X.

Kawly 3

El atuendo es importante, el candidato aparece con manga corta, todo normal, si quiere llegar al pueblo ha de ser uno del pueblo y ellos no suelen usar corbata.

kawly

Para rematar este es “el colegio electoral” de un humilde barrio. Una imagen vale más que mil palabras.

mesa electoralhaiti

Bolivia:

papeleta bolibia

Un país pobre, no necesariamente ha de ahorrar en papel. Esta es la papeleta o sábana electoral de las elecciones de octubre del 2011 de Bolivia. No se optimiza el papel, sobra por todas las partes. Las urnas resultaron pequeñas. ¡No hay problema! Se cambiaron por unas mayores. ¡Lo importante es que la democracia no carezca!

 México :

papeleta mexico

 Esta es la papeleta electoral utilizada en las elecciones del 7 de junio de 2015 en la Capital de México.

Se imprimieron, en un papel de seguridad infalsificable, más de 15 millones de copias, utilizando para ello  100 toneladas de papel.

 Los despropósitos pueden ir de un extremo al otro. Esta es la máquina que se usa en Venezuela para sus comicios:

 venezuela

No se si el país podrá permitírselo, pero seguro que no es el peor dinero gastado por su administración.

voto electronico

Germán Vega –  Septiembre de 2015

post

EL RACISMO – UNA CLASE DIVIDIDA

El 5 de abril de 1968, la profesora de primaria estadounidense Janes Elliot, con motivo del asesinato un día antes de Martin Luther King, realizó un sorprendente experimento en su colegio.

Comenzó por preguntar a sus jóvenes alumnos de tan solo 8 años, si pensaban que en Estados Unidos todas las personas eran tratadas por igual. Ante la respuesta afirmativa de los niños, los cuales justificaban las diferencias entre estadounidenses blancos, negros, indios y asiáticos, decide plantearles una prueba, a la cual, los niños, entendiéndola como un juego se prestan con gran entusiasmo.

UNA CLASE DIVIDIDA

La maestra decide partir la clase en dos grupos: El grupo de los niños con ojos azules y el grupo de los niños con ojos marrones. Hasta aquí, todo perfecto. El problema comienza cuando les dice que los niños con ojos azules, eran superiores, más inteligentes, más eficientes y por tanto les concedería unos privilegios: cinco minutos más de recreo, podrían repetir comida en el comedor, podrían beber de la fuente. En cambio los de ojos marrones como seres inferiores, no podrían usar los juegos del patio ni juntarse con los niños de ojos azules y lo más importante: Para que nada más verlos se supiese que eran un “ojos marrones”, se pondrían un pañuelo en la manga para ser fácilmente distinguidos incluso sin mostrar sus ojos. La profesora, no perdía oportunidad de diferenciar en clase a un grupo de niños de otros con comentarios del tipo:

-Abran el libro en la página 127

-¿Estamos todos listos? – Todos menos Laurie

– ¿Se dan cuenta del tiempo que perdemos esperando a los ojos marrones?

Comenzaron a ocurrir cosas. Los niños con ojos azules empezaron a sentirse realmente superiores. Amigos inseparables, dejaron de serlo por tener ojos de color diferente. Ya no deseaban estar juntos. Curiosamente, solo por sentirse superiores, los de ojos azules, experimentaron un notable aumento del rendimiento académico, se sentían felices por sentirse superiores e importantes. También arrogantes hacia sus compañeros, que pasaron de ser amigos o compañeros a un simple “ojos marrones”.

Cuentan los niños de ojos marrones lo mal que se sintieron, se creían realmente inferiores, discriminados, incluso torpes y no dignos de estar junto a los superiores ojos azules.

A los pocos días, al comenzar la clase hubo una gran sorpresa. La profesora Elliot comienza la clase afirmando:

Les dije que los ojos marrones no son tan buenos como los ojos azules. Les mentí. La verdad es que los ojos marrones son mejores que los ojos azules. A continuación, por tanto se invierte la situación y los anteriores privilegios de los que gozaban los ojos azules pasarán a ser para los ojos marrones.

Fue muy duro para esos niños de ojos azules, que unos días antes, habían sido felices por considerarse superiores, verse marcados con el brazalete que indicaba que no eran ni superiores ni iguales, que eran incluso inferiores. Sintieron en sus propias carnes la marginalización, el desprecio, la injusticia y solamente por haber nacido con unos ojos de un color diferente.

Los resultados del experimento fueron más allá. El que se dijera que eran inferiores por tener los ojos azules, hacía que llegasen a creerlo, su rendimiento académico bajo y como era de esperar, esos días, el de los ojos marrones subió. Éstos, resolvieron sus tareas más rápido, con más acierto y de forma más brillante, solo por sentirse bien, felices y superiores.

Después del día de gloria de unos y de otros, vino la reflexión. La señorita Elliot abrió un coloquio para que expresaran como se habían sentido. Todos coincidían en lo mal que lo habían pasado al ser considerados inferiores, muchos se avergonzaban de su comportamiento hacia sus compañeros en el día que gozaron de reconocimiento y privilegios.

La profesora trasladó el color de los ojos al color de la piel y cuando les preguntó si el color de la misma debería influir en como tratamos al resto por ser de un color de piel diferente, la respuesta fue unánime y sincera. Todos habían experimentado una y otra situación y todos expresaron que blancos, negros, indios y asiáticos no eran ni mejores ni peores por el color de su piel.

15 años después, deciden reunirse profesora y exalumnos nuevamente en el colegio para contar como los había marcado el experimento de su niñez. Todos habían madurado en la tolerancia, en el respeto a los diferentes y mantenían vivo el recuerdo de su experiencia en el colegio, sin dudar que las diferencias entre unos y otros, nada tiene que ver con el color de nuestra piel.

La profesora Elliot, remarcaba como un niño adorable, se puede convertir en minutos en un discriminador implacable.

No solo el color de la piel puede producir este efecto, es extensible a nacionalidades, a religiones, a tendencia sexual y en general a cualquier diferencia o razón discriminatoria que divida a los humanos.

Cabe recordar Sarajevo y sus Olimpiadas de 1984. Se veía una hermosa ciudad, desarrollada y culta, donde convivían pueblos y religiones diferentes en armonía y respeto mutuo y como de forma casi instantánea ocurrió lo mismo que en esa clase de primaria. De la noche a la mañana, vecinos, amigos de siempre, pasaban a ser enemigos mortales solamente por profesar religiones diferentes. Pasaban de una profunda amistad a un tremendo odio de forma casi instantánea y sufrieron una cruel y absurda guerra que nunca debió de existir. Lastima que no fuese un experimento y mucha más lástima que no hubiesen tenido en primaria muchas profesoras Elliot

EL RACISMO2

 

Germán Vega – 2013